tapati

El Ombligo del Mundo

Recetas de la Isla

Cazuela Rapa Nui

1 kilo de carne para cazuela; 1 cebolla; 4 dientes de ajo; 1 pimentón; 2 zanahorias; 3 camotes; 3 plátanos puka-puka (plátano isleño verde, cocer como una papa); 1 taza de cebollín picado.

1. Pelar camotes y plátanos, cortarlos en gajos. Reservar en agua.

2. Preparar un sofrito con ajo, cebolla, zanahoria y pimentón.

3. Agregar la carne y saltear todo junto. Agregar agua fría para extraer todos los sabores. Condimentar con sal y pimienta.

4. Hervir por 15 minutos, agregar los camotes.

5. Cuando vuelva a hervir, agregar el plátano.

6. Rectificar condimentos y servir con cebollín fresco picado frío.

NOTA

Si es cordero, se usa un tubérculo llamado taro en vez de camote.

Cebiche Rapa Nui

1 kilo de filete de atún; 2 pepinos de ensalada; 2 cebollines; cilantro; 2 zanahorias; ½ taza de jugo de limón; 2 camotes; aceite; sal; pimienta; aceite de oliva.

1. Cortar el atún en cubitos.

2. Pelar los pepinos, sacar las pepas y cortar en brunoise. Cortar de la misma forma las zanahorias. Cortar los cebollines en anillos.

3. Cortar los camotes en chips, freírlos en poco de aceite.

4. Mezclar el pescado con los vegetales y el cilantro, condimentar con sal, pimienta, jugo de limón y aceite de oliva.

5. Montar en el plato con los chips de camote fríos. Acompañar con arroz blanco.

Po’e

El Po’e es un budín dulce.

500 gr. de plátanos; 350 gr. de zapallo camote; 400 gr. de harina; aceite; 200 gr. de coco rallado; 100 gr. de azúcar.

1. Moler los plátanos con la mano para que quede grueso, agregar el zapallo camote rallado grueso.

2. Agregar harina, azúcar, aceite y coco rallado hasta formar una pasta homogénea.

3. Poner en una fuente enmantequillada, llevar a horno medio por 1 hora.

4. Dejar enfriar, cortar rebanadas para acompañar el cebiche, la cazuela o el curanto.

5. Se pueden hacer variaciones: bajar el zapallo y agregar más coco rallado, hacerlo sólo de zapallo y camote.

Tunu ahi

Pescados, sin escamas ( corvinas pequeñas, sierra o pescados de roca); camotes cocidos con piel; plátanos; ensaladas.

1. Calentar piedras volcánicas y sobre ellas cocinar los pescados, poner camotes alrededor; sacarles el cuero y comerlos directo, acompañados con plátanos y alguna ensalada fresca.

2. Se puede hacer esto mismo a la parrilla; para eso es mejor cubrirlos con una pequeña película de aceite para que el cuero no se pegue tanto al metal.

Umu Ta’o,

Curanto Rapa Nui

El Umu Ta’o, o curanto es la comida tradicional de Isla de Pascua. .

El curanto se prepara haciendo un hoyo en la tierra que se cubre con piedras volcánicas, para que haga las veces de horno y con leña se cocina la carne de pescado, de pollo y marisco, sobre hojas de plátano.

Se acompaña con papas sin pelar y “poe”.

La gastronomía Rapa Nui está basada en productos del mar como pescado, langosta, atún, bacalao, sierra, pez espada y nahue.

aOtras especies de las aguas del Pacífico. son la koreha (anguila), heke (pulpo), titeve (pez erizo), pipi (caracol marino), mahore, kopuku.

Entre las frutas se encuentran el banano (7 variedades) papaya, piñas y guayabas.

Los principales cultivos en Isla de Pascua, traídos de las Islas Marquesas hacia el año 600, son el camote, el taro, el ñame, el plátano y la caña de azúcar.

Entre sus manjares más codiciados está la langosta.

Piña colada Manuía

Por Loreto Camaño

  • 4 cubos de hielo
  • 100 ml de ron dorado
  • 1 rodaja de piña 
  • 3 cdas de goma
  • ½ taza de leche de coco
  • 1 cda de crema
  • 2 cdas hielo picado
  • 1 tapita de granadina
  • Flores

Mezclar todos los ingredientes, excepto hielo picado y granadina. En un copón colocar una capa de hielo picado para que el cóctel se mantenga frío por más tiempo.

Verter la piña colada en el copón, agregar la granadina par dar color, endulzar a medida que se bebe el cóctel. Decorar con flores.

Langosta Cocida

  • 2,5 litros de agua 
  • Vinagre 
  • 2 langostas 
  • 1 limón 
  • Sal 
  • 1 diente de ajo 
  • Perejil 
  • Aceite

Hervir agua en una cacerola, con un poco de sal. 

Justo en el momento de hervir incorporamos las langostas y las dejamos 10 minutos contados desde el momento que el agua vuelve a hervir.  

Batimos el resto de ingredientes: una rama de perejil, 2 cdas de aceite, 8 gotas de vinagre, el zumo de medio limón y sal. 

La salsa que hemos obtenido se echa por encima de las langostas, una vez han sido partidas y abiertas por la mitad. El plato está listo para comer. 

Cebiche de Toremo

Para una porción se cortan 250 gr. de pescado de carne firme (toremo, salmón, atún) en cubos. Se agrega 1 cda de pimentón rojo y otra de pimentón verde en cubos.

Se añade 1 cda de cebolla morada, otra de tomate y otra de pepino en cubos. Se sazona, se agrega limón, más un chorro de salsa de soya y leche de coco.

Los chips de taro y camote se fríen en abundante aceite.

Tacatore con puré de taro

Ensalada
  • 500 gr. de tacatore (anémonas de mar)
  •  perejil
  • ½ cebollín
  • Aceite
  • Sal
  • 10 lenguas de erizos
Puré
  • 5 taros, pelados y picados
  • 2 cdas de leche en polvo
  • perejil 

1. Ensalada.

En una olla colocar los tacatore, cubrir con agua fría y llevar a ebullición; seguir cocinando 1 hora, hasta que estén blandos y retirar del fuego. Estilar y picar.
2. En un bowl colocar los tacatore picados, agregar el perejil y el cebollín. Rociar con aceite y sazonar; revolver hasta mezclar y añadir los erizos. Mezclar.
3. En una olla colocar los taros, cubrir con agua fría y llevar a ebullición; seguir cocinando hasta que estén blandos.

Retirar del fuego y estilar; transferir los taros a un bowl, moler hasta obtener un puré. Verter 1 cda de aceite, mezclar; agregar la leche en polvo y revolver. Salpimentar
4. En platos individuales distribuir el puré de taro, agrega la ensalada de tacatore.

Servir decorado con ramas de perejil.

Poe de Plátano

  • 10 plátanos
  • 250 gr. de manteca
  • 2 tazas de azúcar
  •  ½ taza de leche en polvo
  • 3 tazas de harina

1. Calentar el horno a T. media. En un bowl colocar los plátanos, moler y agregar la manteca. Mezclar hasta integrar. Añadir el resto de los ingredientes mezclando, hasta obtener una masa.
2. Cubrir el fondo y lados de un molde para queque con manteca y colocar la masa.

Hornear 60 minutos, hasta que el poe esté cocido, pero húmedo al centro. Retirar del horno, enfriar y desmoldar.

Rapa Nui

Tepito-te-henúa, ombligo del mar grande, taller del mar,

extinguida diadema.

De tu lava escorial subió la frente 

del hombre más arriba del Océano, 

los ojos agrietados

de la piedra

midieron el ciclónico universo,
y fue central la mano que elevaba
la pura magnitud de tus estatuas.

Tu roca religiosa fue cortada

hacia todas las líneas del Océano

y los rostros del hombre aparecieron
surgiendo de la entraña de las islas,
naciendo de los cráteres vacíos
con los pies enredados al silencio.

Fueron los centinelas y cerraron

el ciclo de las aguas que llegaban
desde todos los húmedos dominios,
y el mar frente a las máscaras detuvo
sus tempestuosos árboles azules.
Nadie sino los rostros habitaron

el círculo del reino. Era callado
como la entrada de un planeta, el hilo
que envolvía la boca de la isla.

Así, en la luz del ábside marino

la fábula de piedra condecora

la inmensidad con sus medallas muertas,
y los pequeños reyes que levantan
toda esta solitaria monarquía
para la eternidad de las espumas

vuelven al mar en la noche invisible,

vuelven a sus sarcófagos de sal.
Sólo el pez luna que murió en la arena.
Sólo el tiempo que muerde los moais.
Sólo la eternidad en las arenas

conocen las palabras:

la luz sellada, el laberinto muerto,
las llaves de la copa sumergida.

VI

Los constructores de estatuas (Rapa Nui)

Yo soy el constructor de las estatuas. No tengo nombre.
No tengo rostro. El mío se desvió hasta correr
sobre la zarza y subir impregnando las piedras.
Ellas tienen mi rostro petrificado la grave
soledad de mi patria, la piel de Oceanía.

Nada quieren decir, nada quisieron
sino nacer con todo su volumen de arena,
subsistir destinadas al tiempo silencioso.

Tú me preguntarás si la estatua en que tantas

uñas y manos, brazos oscuros fui gastando,

te reserva una sílaba del cráter, un aroma
antiguo, preservado por un signo de lava

No es así, las estatuas son lo que fuimos, somos
nosotros, nuestra frente que miraba las olas,
nuestra materia a veces interrumpida, a veces

continuada en la piedra semejante a nosotros.

Otros fueron los dioses pequeños y malignos.
peces, pájaros que entretuvieron la mañana,
escondiendo las hachas, rompiendo la estatura
de los más altos rostros que concibió la piedra.

Guarden los dioses el conflicto, si lo quieren,
de la cosecha postergada, y alimenten
el azúcar azul de la flor en el baile.

Suban ellos y bajen la llave de la harina:

empapen ellos todas las sábanas nupciales

con el polen mojado que imperceptible danza
adentro de la roya primavera del hombre,
pero hasta estas paredes, a este cráter, no vengas
sino tú, pequeñito mortal, picapedrero.

Se van a consumir esta carne y la otra,

la flor perecerá tal vez, sin armadura,
cuando estéril aurora, polvo reseco, un día
venga la muerte al cinto de la isla orgullosa,
y tú, estatua, hija del hombre, quedarás
mirando con los ojos vacíos que subieron

desde una mano y otra de inmortales ausentes

Arañarás la tierra hasta que nazca
la firmeza, hasta que caiga la sombra en la estructura
como sobre una abeja colosal que devora
su propia miel perdida en el tiempo infinito.

Tus manos tocarán la piedra hasta labrarla
dándole la energía solitaria que pueda
subsistir, sin gastarse los nombres que no existen,
y así desde una vida a una muerte, amarrados
en el tiempo como una sola mano que ondula,

elevamos la torre calcinada que duerme.
La estatua que creció sobre nuestra estatura.
Miradlas hoy, tocad esta materia, estos labios

tienen el mismo idioma silencioso que duerme

en nuestra muerte, y esta cicatriz arenosa,

que el mar y el tiempo como lobos han lamido,
eran parte de un rostro que no fue derribado,
punto de un ser, racimo que derrotó cenizas.

Así nacieron, fueron vidas que labraron

su propia celda dura, su panal en la piedra.

Y esta mirada tiene más arena que el tiempo.
Más silencio que toda la muerte en su colmena.

Fueron la miel de un grave designio que habitaba

la luz deslumbradora que hoy resbala en la piedra

VII

La lluvia (Rapa Nui)

No, que la Reina no reconozca
tu rostro, es más dulce
así, amor mío, lejos de las efigies, el peso
de tu cabellera en mis manos, recuerdas
el árbol de Mangareva cuyas flores caían

sobre tu pelo? Estos dedos no se parecen
a los pétalos blancos: míralos, son como raíces,
son como tallos de piedra sobre los que resbala
el lagarto. No temas, esperemos que caiga la lluvia,

desnudos,

la lluvia, la misma que cae sobre Manu Tara.

Pero así como el agua endurece sus rasgos en la piedra,
sobre nosotros cae llevándonos suavemente
hacia la oscuridad, más abajo del agujero
de Ranu Raraku. Por eso
que no te divise el pescador ni el cántaro. Sepulta

tus pechos de quemadura gemela en mi boca,
y que tu cabellera sea una pequeña noche mía,
una oscuridad cuyo perfume mojado me cubre.

De noche sueño que tú y yo somos dos plantas

que se elevaron juntas, con raíces enredadas,

y que tú conoces la tierra y la lluvia como mi boca,
porque de tierra y de lluvia estamos hechos. A veces
pienso que con la muerte dormiremos abajo,
en la profundidad de los pies de la efigie, mirando

el Océano que nos trajo a construir y a amar.

Mis manos no eran férreas cuando te conocieron, las aguas
de otro mar las pasaban como a una red: ahora
agua y piedras sostienen semillas y secretos.

Ámame dormida y desnuda, que en la orilla

eres como la isla: tu amor confuso, tu amor

asombrado, escondido en la cavidad de los sueños,
es como el movimiento del mar que nos rodea.

Y cuando yo también vaya durmiéndome
en tu amor, desnudo,
deja mi mano entre tus pechos para que palpite

al mismo tiempo que tus pezones mojados en la lluvia.

Canto General Neruda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s