Otra cosa con Plateada


0861a0e88bb0a78b63c6dbbfdc2d2569

Plateada Asada

  • 1 kilo Plateada
  • Aliños
Salmuera
  • 100 gr. por litro de agua.
  • ajo machacado

Una vez preparada, puede ir en jarrito de lata, para esparcirla al voleo.

Limpiar la carne con un trapo húmedo.

Las carnes para asado o bistec jamás deben lavarse.

Colocar la carne al horno.
Se deja a calor mediano, hasta que se seque y enconja un poco.
Agregar los aliños seleccionados y la salmuera por un costado, que quede bien pareja, hasta la mitad de su volumen.
A fuego lento se va dorando por 45 minutos. Si se evapora el agua, agregarle hasta la mitad.
El horno se apaga 15 minutos antes de servirlo.

Plateada al Horno

  • 1½ k de plateada
  • 2 cdas de vinagre
  • 1 caldo carne
  • 1 cebolla
  • perejil
  • ½ taza de vino blanco
  • sal, pimienta
  • orégano

Mezcle el vinagre, sal, orégano y pimienta con 1 litro de agua, adobar por 24 horas.

Añada el caldo al adobo con la cebolla dezmenuzada y el perejil, cocine tapado, a fuego lento por 30 minutos, girando la carne cada 7 minutos.

Vierta en una asadera la cocción, añada el vino y lleve a horno fuerte por 10 minutos, baje el fuego, complete la cocción en 30 minutos, girando y bañándolo con su jugo.

Si se evapora el vino agregarle por los lados.

Plateada de Wagyu

Por Raúl Gamarra

Plateada

1½ k. de plateada de wagyu, aceite, sal, vino tinto, ½ cebolla en tajadas, ajo picado, zanahoria en rodelas.

Pepián

1 kilo de choclo peruano, 1 taza de hojas de cilantro, ½ cebolla en pluma, cebollin, 1 cda de ají panca en pasta, ½ pimiento rojo, fondo de ave.

Dorar la plateada por todos los lados, condimentar y poner en budinera con las verduras doradas sobre ella.

Agregar el vino, llevar a horno muy suave por 2 horas, hasta que la carne quede muy tierna.

Saltear cebolla, ají , pimiento y cebollin, procesar junto al cilantro y el choclo crudo desgranado.

Agregar el fondo, cocinar hasta que el choclo esté listo, condimentar.

PLATEADA  MARROQUÍ

2 kilos de plateada en cubos; 1 cebolla en cubitos; 12 zanahorias baby; 2 tazas de aceitunas verdes rellenas con pimentón; 1 taza de damascos turcos; 4 tazas de caldo; ¼ taza de harina; cilantro; aceite de oliva; 1 hoja de laurel; 2 tiras de cáscara de limón; 2 cdas de miel; 2 cdas de mantequilla; ¼ taza de jugo de limón; ½ cdita de ralladura de limón; 1 cdita de páprika; ½ cdita de jengibre rallado; ½ cdita de semillas de cilantro molidas; ½ cdita de canela en polvo; merquén.

1. Dorar la carne, con sal y pimienta.
2. Poner la carne en olla a presión, cubrir con la mitad del caldo. Agregar sal, la hoja de laurel y tapar.

Desde que suena el pito, cocinar por 45 minutos. Enfriar.

Este proceso es fundamental para que la carne quede muy blanda.
3. Dorar la cebolla, salpimentar. Aliñar con páprika, jengibre, merquén, semillas de cilantro y canela. Cocinar por 5 minutos.
4. Agregar la harina, revolver 1 minuto. Añadir las tazas de caldo restantes, el jugo de cocción de la plateada, ir revolviendo hasta formar una salsa homogénea.
5. Añadir la plateada precocida y revolver bien a fuego lento hasta mezclar. Agregar la miel y revolver.
6.  Trasladar el guiso a una olla de greda. Añadir la cáscara de limón, cocinar tapado en un horno a 180ºC por 1 hora.
7.  Saltear las zanahorias en mantequilla, agregar al guiso, seguir cocinando por ½ hora, hasta que la carne esté muy blanda.
8. Retirar del horno y añadir los damascos turcos, las aceitunas, el jugo, la ralladura de limón y el cilantro. Reposar, verificar sal y pimienta.
Recalentar y servir con couscous.

Plateada con Risotto 

Por Daniel Galaz

  •  500 gr. de plateada
  • 1 zanahoria,
  • 1 cebolla,
  • 6 tomates
  • 400 gr. de arroz arbóreo,
  • 400 cc. de Cabernet Sauvignon
  • 20 gr. de azúcar,
  • sal
  • 500 cc. de vino blanco

Sellar la carne en la parrilla y colocarla en una fuente.

Agregar picadas la cebolla, los tomates y la zanahoria.

Cubrir con el vino blanco, cocinar a fuego lento 4 horas.

Risotto

Marcar el arroz con aceite de oliva e ir colocando poco a poco el vino tinto. Sin parar de revolver.

Terminar con un poco del caldo de la plateada, queso y mantequilla.

Plateada al Merkén

  • 1 Plateada con toda su grasa
  • 4 Dientes de Ajo
  • Sal y Pimienta
  • 3 Cdas. de Vinagre
  • Aceite
  • 4 Cebollas
  • 2 Zanahorias
Puré Picante
  • 1 Kilo de Papas
  • Sal y Pimienta
  • Mantequilla
  • ¾ Taza de Leche
  • 3 Cdas. de Crema
  • 1 Ají picado
  • Merquén

1.- Incorpore la carne con los ajos molidos, espolvoree sal, 3 cditas pimienta, póngala en una bolsa de polietileno agréguele 3 cdas de vinagre tinto y 3 cdas de aceite.

Cierre la bolsa eliminando el aire y ponga en el sector de las verduras del refrigerador por 2 días.

Pasado este tiempo la carne se habrá impregnado con el adobo, esta maceración habrá contribuido a ablandar la plateada, de natural muy dura.

2.- Coloque 3 cdas de Aceite y caliente fuertemente. Estile bien la Carne, guardando el jugo del adobo, y póngala a freír por su cara más grasosa para que la gordura se derrita y contribuya a la fritura.

Si la pieza de carne es más extendida que la olla, corte la porción que sobra y fríala.

3.- Dore la Plateada a toda llama, dándole vueltas repetidas veces hasta que adquiera un parejo color café obscuro, un dorado intenso.

Retire la carne de la olla y ponga el trozo pequeño, repitiendo la operación.

4.- En la abundante grasa derretida mezclada con aceite, fría 4 cebollas en 8 y 2 zanahorias en rodelas, hasta que adquieran un bonito dorado.

Introduzca entonces los 2 trozos de carne entre las cebollas, el jugo que habrá expelido durante la espera, más el líquido del adobo.

Tape la olla, haga hervir a fuego lento 1 hora, dando vueltas a la carne de vez en cuando.

4.- Traspase todo el contenido a una olla a presión y cueza ½ hora.

Extraiga un pedacito de carne para degustar la consistencia; vuelva a dar presión hasta que ablande.

5.- Si no tiene olla a presión, continúe hirviendo en la olla bien tapada 2 horas-

En este caso reponga el agua perdida por la ebullición prolongada, con cantidades bien moderadas, para evitar que se transforme en carne hervida.

6.-Saque la plateada, póngala sobre la tabla de cocina, córtela en tajadas en forma perpendicular al sentido de las fibras.

Reponga las tajadas en la olla, hierva nuevamente hasta que vaya a llevarla a la mesa con todo su jugo.

Puré

1.- Las Papas, en cuartos; remojar en Agua fría.
2.- Agregar las Papas a una olla con bastante agua hirviendo con Sal.
3.- Hervir hasta que estén blandas, cuando se les pinche. Retirar del fuego y estilar.
4.- Antes que las Papas se enfríen, volverlas a la olla y aplastarlas para obtener puré.

Calentar a fuego medio, batiendo varios minutos hasta que se evapore la humedad y queden las papas secas.
5.- Cuando empiece a formarse una película al fondo de la olla, retirarla del fuego.
6.- Agregar, batiendo, 3 cdas de mantequilla, leche y crema.
7.- Añadir el merquén y el ají. Mezclar hasta que quede homogéneo.

Seguir a @lvera50

Plateada Bucanero

 – 1½ kilo de plateada
– 1 taza de azúcar
– 1 botella de vino tinto carmenére
– Sal
– Pimienta
Colocar el azúcar en la olla a fuego medio hasta hacer caramelo. Sella la carne por todos lados, agregar el vino, pimienta y sal.
Esperar a que se evapore el alcohol del vino e incorporar salmuera hasta tapar la carne. Cocinar a fuego bajo por 2½ horas, hasta que esté blanda.

Plateada Champiñón

  • Plateada 1,2 kg
  • Champiñones 200 gr.
  • Cebolla 100 gr.
  • Laurel 3 gr.
  • Pimiento verde y amarillo 200 gr.
  • Aceite
  • Vino tinto 200 cc
  • Zanahorias 100 gr.
  • Sal y pimienta

Calentar el aceite, dorar la plateada por ambos lados, agregar el vino tinto, las verduras cortadas y cocer 1 hora, hasta que esté blanda.

En una cacerola aparte saltear los champiñones.

Cortar la plateada en trozos y colocar encima los champiñones.

Servir acompañada de puré picante.

Plateada Morada

 Recetas: María José Palma.
  • 2 kilos de plateada
  • 4 cebollas morada
  • 1 botella de vino tinto
  • Pimienta
  • Sal
  • aceite de oliva
  • 2 ramas de orégano

1. En una olla, con el aceite de oliva, sellar la carne por todos sus lados

2. Cuando esté bien sellada hornear sobre una capa de cebolla morada junto con el vino, el orégano, la sal y la pimienta
3. Hornear, a 120°C, por 4 horas hasta que quede suave.

Empanada Plateada

Masa
  • 1 kilo de harina
  • ¼ manteca
  • 20 cdas de leche
  • 2 yemas
Pino
  • ½ kilo de plateada
  • 8 cebollas
  • ¼ kilo manteca
  • 2 cdas ají
  • 1 ají picante
  • comino
  • sal
  • 40 pasas
  • 20 aceitunas
  • 3 huevos duros

Pino

Preparar el pino el día antes, la carne en cuadritos se sanconcha con un poco de salmuera, sin que se cueza.

Derretir la manteca y agregar los ajíes con un poco de agua. Se cuela en caliente.

En la misma manteca se pone la carne, el comino, la cebolla y el caldo donde se sancochó la carne.

Preparar un caldo de carne muy concentrado, se le agrega 2 cdas de pino con 3 cdas de harina bien disuelta, cocer unos minutos, agregar el resto del pino y se congela.

Masa

Se mezclan las yemas con la leche, se agrega la harina y la manteca tibia, mezclando sin amasar.

Se deja reposar, se corta en 20 pedazos, se estira, se rellenan con el pino congelado, pasas, aceitunas y huevo duro.

Después de cerradas se les da un pinchazo., encima se pintan con yema deshecha en leche y se hornean a fuego fuerte por 20 minutos.

Salpicón Plateada

  • 1 kilo de plateada Deshilachada con cebolla y ajo.
  • 2 tomates en rodajas
  • 1 taza de chicharos
  • 1 taza de zanahoria en cuadritos
  • 2 papas en cuadritos
  • ½ lechuga
  • 1 cebolla en pluma
  • 2 dientes de ajo
  • orégano
  • aceite de oliva
  • ¼ de taza de vinagre
  • sal y pimenta

En un platón mezclar los ingredientes y decorar con las rodajas del tomate y agregar orégano.

Colo Colo 2018

Pasión Plateada

El restaurante más reconocido de Romeral goza de buena salud por su plato de carne al horno, que es un ícono, y por la sapiencia provincial que surge en cada preparación.

Por Carlos Reyes

La plateada del Colo Colo ($ 11.000 por dos trozos) es un mito, primero que todo desde su elaboración. Porque no es un corte que se desarme al primer trinche. Mantiene desde el primer al último bocado una justa tensión entre la carne, el tenedor y el cuchillo.

No hay pedazos reblandecidos producto de una terneza malentendida; se trata de un plato que rezuma sabor, pero también carácter. Ayuda mucho que esa comida estelar aparezca en un recipiente de greda, manteniendo alta la temperatura para que su caldo burbujee en la mesa.

También hay sentido del espectáculo en este restaurante de Romeral.

Comerlo allí, en la casa de Raquel Orellana, a estas alturas cocinera patrimonial de la Región del Maule, ofrece la calidez de una picada y comida de campo bien hecha. No sólo brilla su plato-ícono, además se mantienen en forma varios actores de reparto de alta calidad.

Pan caliente —no recalentado— y pebre —en realidad una versión de chancho en piedra— con tomates en rojo furioso y un delicado punto picante.

A modo de entrada, el queso fresco es una delicia de simpleza lechera ($ 4.500) que suele desaparecer rápido una vez servido; mientras que las Patitas de chancho ($ 3.500) se convierten en un bocado sutil, porque no se trata de una porción grande, y por las sensaciones del colágeno que entrega.

Y aparte, papas fritas delgadas, con toda la dignidad de su elaboración casera, prestas a absorber los jugos de su plato estrella.
Retomando el gran fondo de la casa, su receta es sencilla en apariencia: el corte completo, con su grasa, se hornea a fuego lento con una mezcla de sal, agua y vino blanco, cubriendo la carne hasta la mitad.

Luego, horas y horas de fuego lento.

Pero una cosa son las referencias de un preparado y otra la artesanía de este espacio grato y familiar. Es que en Romeral y sus alrededores, la plateada es cosa seria; hacerla al horno o a la parrilla es un desafío del que pocos salen bien parados.

En Colo Colo llevan décadas de experiencia en torno a esos trozos al jugo, que merecen un largo y tendido alto en el camino.

Anuncios

Perú Colonial


TACU TACU A LO POBRE

– ½ kilogramo de frijoles
– 6 tazas de arroz cocido
– aceite
– 1 cebolla en trocitos
– 3 cdas de ají amarillo.
– 1 cda de ajo triturado
– 3 plátanos
– 6 huevos
– Salsa criolla
– Sal y pimienta

Dejar en remojo los frijoles desde la noche anterior.

Al otro día, escurrir los frijoles y cocinarlos en una olla con abundante agua y una vez que estén a punto. Cuando estén fríos, mezclarlos hasta obtener una especie de puré.

Freír la cebolla junto al ajo hasta que se doren.

Agregar el ají molido, luego el arroz cocido y el puré realizado con los frijoles. Mezclar bien todos los ingredientes, condimentar y retirar del fuego.

Calentar otro sartén y agregar un poco de la mezcla y darla vueltas con el fin de que no se pegue. Formar una tortilla y servirla en compañía de huevos y plátanos fritos y bañada en salsa criolla.

Pachamanca

  • ½ cabrito
  • 10 mazorcas de maíz
  • 200 gr, de ají panca 
  • 80 gr. de pimienta
  • 1 pierna de cordero
  • 500 gr. de queso fresco
  • Hojas de plátano
  • huacatay 
  • Yerba buena
  • sazonador de carne
  • sal
  • 10 costillas de cerdo.
  • 2 pollos
  • 3 cuyes
  • 10 humitas
  • 10 papas
  • 10 camotes

Hacer un hueco regular en la tierra y colocar piedras limpias en el fondo. Mientras tanto, a fuego caliente, vas calentando otras piedras de preferencia chatas.

Esta operación se debe hacer cerca del hoyo, porque luego tendremos que colocar estas piedras con una lampa como formando pisos, de abajo hacia arriba.


Colocar los alimentos también por pisos, primero los camotes  y las papas. Encima colocar algunas piedras calientes.
En el segundo piso, colocar las carnes aderezadas con ají panca molida, sal y pimienta. En cima de estas carnes se esparce el paico, entre piso y piso colocar hojas de plátano para proteger el cocido de los alimentos enterrados evitando así que entre tierra. Luego colocar más piedras de la fogata.

En el siguiente piso pon las humitas cocidas, las habas sancochadas, los cuyes cortados en dos, las porciones de queso y el maíz. Vuelves a cubrir con más hojas de plátano.

LECHE DE TIGRE

La Leche de Tigre, sin duda es mi aperitivo favorito, y en realidad el de muchos. Cuando estamos en la playa, cuando vamos a alguna cevichería o un domingo haciendo algo especial en casa.

Es la consistencia del Ceviche puro. Es fresca, tiene el punto justo de picante. Es ligera y se acomoda siempre como la entrada favorita a un plato de fondo. O mejor aún, es el antojo de muchos peruanos, sobre todo en tiempo de verano.

Yo usualmente la consumo durante todo el año, incluyendo el frío, en invierno. Tengo temporadas en que incluso lo consumo una vez por semana.

Es facilísimo de hacerlo y los insumos son mínimos, para tal resultado, tenemos que tener esta receta de memoria.

Historia de la Leche de Tigre

Le leche de tigre es el resultado del concentrado del Ceviche. El resultado de los sabores ácidos y picantes mezclados con el fuerte sabor del pescado, mariscos y otros ingredientes. Siempre se acostumbra a tomarse esta esencia de juguito que deja el Ceviche al final con una cuchara. Resulta muy adictivo al igual que el Ceviche.

Se dice que en los mercados, en los populares huariques empezaron a venderlo de manera más económica que el Ceviche, se servía en un vaso como una cura para la resaca, un afrodisiaco. En relación a su bajo coste, la leche de tigre empezó a hacerse famosa. En los años 90s la leche de tigre empezó a entrar en la categoría de entrantes y empezó a aparecer en las cartas de diversos restaurantes y cevicherías. A partir de ello, ha habido variaciones de acuerdo a cómo servirla, con qué acompañarla, el contenido, etc. Pero su esencia sigue siendo la misma, la esencia del Ceviche.

Receta Leche de Tigre

  • 1 cebolla morada
  • 1 rama de apio
  • 6 tallos de culantro
  • 1 dado de kion (jengibre)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ají limo
  • 1 filete mediano de pescado de preferencia lenguado o mero
  • Sal y pimienta blanca
  • 1 taza de jugo de limón
  • 1 taza de hielo
  • 1 chorrito de agua

En un recipiente (bowl) coloca las verduras: la cebolla morada sin corazón, el apio sin hilos, los tallos de culantro sin hojas, el kion picado, el ajo y finalmente el ají limo sin pepas, si lo prefieres sin picante puedes quitarle las venas.
Pica en trozos el pescado y colócalo en el recipiente.
Sazónalo con sal y pimienta blanca
Vierte el jugo de limón y déjalo reposar por un minuto.
Lleva la mezcla a la licuadora, echa el hielo y apenas un chorrito de agua. Licúalo y está listo.
Puedes personalizarlo usando mariscos cocidos, trozos de pesado o cebolla rayada.
No te olvides de usar la canchita chullpi de preferencia, chifles o choclo desgranado. El acompañamiento siempre es clave y queda aún más delicioso.

Leche de Tigre

Leche de Tigre era en sus inicios el jugo o caldo que se quedaba al preparar cebiche.

Más tarde se ha convertido en una increíble receta que brilla por si sola en medio mundo.

A quien le gusta, le apasiona. Todos los ingredientes, junto con el jugo que suelta el propio pescado, crea un espectacular caldo, que es la base de la Leche de Tigre.

A mediados del siglo XX los cebiches eran vendidos en puestos móviles por muchas calles de la ciudad de Lima.

Estos puestos eran “regentados” por mujeres o cebicheras que obsequiaban a sus clientes con el jugo o caldo que les sobraban.

Con el tiempo este jugo o caldo fue denominado Leche de Tigre, gracias a las virtudes que le atribuyeron como reconstituyente contra la resaca o como afrodisiaco.

Leche de Tigre

  • 300 ml de Jugo de Cebiche
  • 60 gr. de cebiche  de  pescado blanco
  • 8 gr. de Langostinos
  • 100 ml de cebolla lavada
  • 1 Naranja
  • 1 Lima
  • cilantro
  • 1 Ramita de apio
  • ½ Ají
  • Sal 

Elaborar una Leche de Tigre no es nada complicado, sí que lo es igual encontrar ajís de varios tipos. Un ingrediente que le aporta ese “picor” característico y tan adictivo.

  1. Pelamos los langostinos, quitamos los intestinos y cortamos a la mitad.
  2. Machacamos en el mortero las cabezas. Colocamos los langostinos en su interior. Cortamos la lima y la naranja a la mitad y exprimimos su zumo con la mano.  Tapamos con papel film, guardamos en la nevera y dejamos macerar durante 10 minutos.
  3. Vertemos en la batidora  el jugo del ceviche, el pescado, y la leche evaporada. Añadimos el ají lavado, la cebolla lavada un trozo de apio y unas cuantas hojas de cilantro.
  4. Quitamos las cabezas de los langostinos y añadimos el resto, arrebañando con una espátula.
  5. Sazonamos y trituramos bien durante 2 minutos.
  6. Nos quedará una especie de crema líquida, de sabores armónicos en la cual no sobresale ninguno de ellos (pero se notan todos), que podemos servir como cóctel o aperitivo en copas.

Aunque la Leche de Tigre también puede ser un extraordinario y sorprendente plato principal, tan sólo añadiendo unas rodajas de pulpo o calamar, langostinos o gambas cocidas y peladas, trozos de pescado en cebiche, vieiras o zamburiñas con su concha, o un poco de Pisco Peruano.

Leche de tigre con calamares

Por Carlos Labrín
– 10 calamares

– 2 tazas de harina
– Aceite
– 4 huevos
– 3 limones
– 1 cita de jengibre rallado
– Sal
– 3 rocotos en cuadritos
– cilantro 

Limpiar muy bien los calamares y cortar en aros de ½ centímetro. Calentar el aceite para freír.
En un bowl poner los calamares en anillos y condimentar con sal, el jugo del jengibre (apretándolo una vez rallado), exprimir los limones y agregar los huevos ya batidos.
Sacar los calamares, sin exceso de huevo, y ponerlos en un plato donde ya esté la harina. Tras enharinar, ponerlos en un colador y quitarles el exceso.
Freír hasta que estén dorados y crujientes.
Para el montaje, en un vaso servir la leche de tigre, agregar un poco de rocoto y cilantro picado.

Colocar los chicharrones de calamar encima y servir.

Leche de tigre con camarones
Por Carlos Labrín
– 10 camarones ecuatorianos

– 1 cebolla morada en juliana
– 1 rocoto en cuadritos
– 200 grs.de yuca en dados
– cilantro
– 2 c as de pasta de ají amarillo

En una sartén poner 2 tazas de la leche de tigre a fuego lento, agregar 2 cucharadas de pasta de ají amarillo.
Calentar muy poco aceite y dorar los camarones por ambos lados. Condimentar con sal y agregar a la preparación anterior.
Agregar un poco de cebolla, el choclo y las yucas cocidas. Si la preparación estuviera muy intensa, se puede sumar un poco caldo de pescado o agua.
Rectificar sal y servir en plato hondo.

Cebiche al rocoto

Por Carlos Labrín
– 100 gr. de pescado blanco

– 3 camarones cocidos
– 3 ostiones cocidos
– 3 lenguas de erizos
– 5 machas blanqueadas
– ½ cebolla morada en juliana
– ½ rocoto en cubitos
– cilantro
– 1 cdita de camote cocido y picado
– 2 cdas de leche evaporada
-3 limones de pica
– 3 rocotos
– Brotes de berros r
– ½ palta en cubitos
En una olla, a partir de agua fría cocinar los rocotos limpios y despepados. Una vez que hiervan, filtrar y repetir la operación una vez más.

Luego licuar muy bien, pasar por un colador de malla y enfriar.
Picar el pescado en cubos.
En un bowl poner el pescado y los mariscos -menos los erizos-, agregar sal y exprimir 2 limones, revolver.
En otra fuente  poner una taza de leche de tigre madre y sumar una cucharada de la pasta de rocoto. Agregar 2 cudas de leche evaporada y mezclar todo muy bien, hasta que tome un color rojizo.
Verter la leche al rocoto en la mezcla con los mariscos, agregar las lenguas de erizo, la cebolla en juliana, el rocoto en cubitos pequeños y el cilantro.
Montar con gracia en un plato, decorar con la palta y el camote en cubitos y terminar con los brotes de berros.

Cordero de Autor – Quitas el Hambre


Chuletillas de Cordero

Por Pilar Morlans

  • 4 chuletas de cordero corte Francia
  • 200 gr. de aceitunas negra
  • 2 cdas de miel de palma
  • 1 diente de ajo.

Puré

  • 400 gr. pallar
  • 80 gr. de mantequilla
  • sal
  • pimienta
  • 1 cda de pasta de ají amarillo.

Formar una pasta con las aceituna, miel, ajo, cilantro, sal y pimienta.

Dejar macerando por 1 hora las chuletas en la pasta tapadas y refrigeradas.

Sellarlas y terminarlas en el horno.

Poner los pallares en agua fría, esperar que hierba el agua, después de 5 minutos sacarlos y colarlos, pelar los pallares, ponerlos en la olla con agua por 30 minutos, hasta que estén blandos, y molerlos.

Agregar mantequilla y 1 cda de pasta de ají amarillo.

Servir el puré con las chuletas.

Cordero a la Menta

  • 1 pierna de cordero
  • 3 dientes de ajo
  • 1 rama de tomillo
  • Sal
  • Pimienta

Mechar la pierna con ajo en trocitos. Hervir 2½ litros de agua. Salpimentar, agregar tomillo y la pierna de cordero. Cocer 1¼ hora.

Sacarla del agua y dejar que se enfríe. Cortar tajadas, servir con salsa de menta.

 Salsa de Menta
  • 1 yema
  • 1 cdita de mostaza fuerte
  • aceite
  • 1 vasito de vinagre
  • hojas de menta
  • perejil
  • 1 escalonia
  • Sal
  • Pimienta

Picar la menta, macerarla en vinagre 12 horas.

Mezclar la mostaza y la yema, verter el aceite revolviendo, hasta que adquiera textura de mayonesa.

Picar las escalonias y el perejil, añadirlas a la mayonesa. Pasar la maceración por un tamiz y agregarlo.

Batir y mantenerla fría hasta servir.

Tournedó de cordero

  • 4 piezas de tournedó de cordero
  • 8 dientes de ajo
  • Briznas de romero
  • Briznas de orégano
  • 100 ml de vino blanco
  • Pimienta
  • Sal

 

  • Cortamos los dientes de ajo en cuñas.
  • Salpimentamos los tournedós y  practicamos unas punzadas sobre cada cara de la carne e introducimos en cada grieta, una cuña de ajos y unas briznas de hierbas.
  • Sobre una sartén muy caliente, doramos los tournedós a fuego medio-alto durante 6 min por cada cara, hasta conseguir el punto deseado.
  • Añadimos el vino, rescatando el dorado adherido, reservamos como salsa.
  • Servimos la carne espolvoreada con hierbas picadas y la salsa de vino

1309790512_51a3403953_oPata de Cordero Rellena

  • Una planta de salvia
  • Orégano
  • Echalotes 2
  • Romero
  • Perejil
  • Pimienta
  • Tomillo
  • Manteca 200 gr.
  • Sal

Para el cordero, quitar el hueso sin romper la pieza.
Picar las hierbas y el echalote, uniendo todo con la manteca agregando sal y pimienta.
Atar la pata de cordero con cuidado para que en la cocción no escape el relleno.
Cocinar sobre la parrilla 50 minutos a fuego medio

Criadillas al Colchón

Has de tomar una rebanada, de pan de molde, le darás la forma de un rectángulo, después de despojarla de su corteza.

La freirás en aceite de oliva.

Resérvela caliente.

Tomarás ahora un par de criadillas de cordero de asombroso tamaño, despojadas de sus telas protectoras y cocidas brevemente, las revolcarás en un batido de huevo, harina y cerveza –para esponjosidad y livianura– las freirás incontinenti, mientras al lado fríes 4 rebanadas peladas de tomate.

Simultáneamente, freirás 2 huevos a la perfección, de inmediato montas el plato.

Abajo, el pan frito; encima, el tomate frito; sobre, las que te dije fritas; y arriba de todo, los huevos fritos.

Suculento. Sano (una vez al semestre).

Sirve sin más, bribón, que se enfría.

por Ruperto de Nola.

Cordero al ajo

Desgrase bien 2 kg de pulpa de cordero. Frótela con sal, tomillo seco y pimienta.

Dórela en tiesto grande con aceite de oliva. Añada ½ kg de dientes de ajo pelados (que formen una sola capa alrededor de la carne). Sal.

Agregue 1,5 dl de caldo de pollo. Cueza a fuego suave 45 minutos, sacudiendo la olla de vez en cuando para que no se pegue el ajo. Agregue más caldo si hace falta.

Lista la carne, retírela y resérvela caliente.

Vierta a la olla ½ lt de crema.  

Caliéntela suavemente 2 minutos para que pierda el sabor a crudo. Ponga todo el contenido de la olla en la licuadora y licúe, tamizando por cedazo fino. Reserve caliente.

Corte un pan de campo (“boulot”) en rebanadas y úntelas con la salsa de ajo y crema.

Gratínelas al grill. Rocíelas con aceite de oliva y sírvalas con el cordero cortado en tajadas.

Lleve la salsa caliente a la mesa.
Por Ruperto de Nola.

Cordero al Estragón

Embadurne con mantequilla 3 chuletas de cordero por persona. Sal y pimienta.

En fuente enmantequillada, ponga 3 ramitas de estragón. Sobre ellas, las chuletas, y sobre estas más ramitas.

Hornee hasta que estén listas. Mientras, pique un manojo grande de estragón, reservando un poco.

Mézclelo con 200 gr de mantequilla, formando una pasta. Con esta unte generosamente 6 rebanadas de pan de campo, sin corteza.

Espolvoréeles sal y caliéntelas en el horno cuando el cordero esté casi listo. Saque el cordero del horno, espolvoréele el estragón y sirva con el pan caliente.

por Ruperto de Nola.

Pulpa de Cordero

Rájese y compre una gran pierna de cordero apenas adolescente, que llaman pulpa (cuarto trasero); es decir, un “gigot”.

La noche antes de la confección del plato, ponga a remojar 800 gr. de porotos coscorrones.

Al día siguiente, meche la pierna con ajo, como sea su cariño, alíñela con sal y póngala a asar en una fuente, en horno moderado, a razón de ½ hora por kilo.

Ponga a cocer los porotos, en olla a presión, sin sal y con un diente de ajo y una cebolla en que habrá Ud. clavado un clavo de olor.

Mientras se desarrollan estos casamientos y cocimientos, pique en cuadritos 1 cebolla, sofríala en mantequilla y agréguele 4 cdas de puré de tomates más ½ vaso de vino sauvignon blanc.

Hierva esta salsita muy lentamente un rato, agréguele los porotos, con un poco de su caldo, para que el conjunto no quede seco, aliñe con sal, pimienta.

El ajo y la cebolla con el clavo de olor se desechan.

Deje esto a fuego suave 20 minutos para que los sabores se mezclen bien.

Agréguele un buen puñado de perejil y un poco de la grasita que haya producido el asado de la pierna corderil (este detalle es muy importante; y no le asuste la grasa: con no comerla todos los días…).

Armar el guiso: sobre los porotos, deposite la pierna asada, el jugo producido por ésta se desgrasa y se sirve aparte en salsera, gratine todo 10 minutos a horno fuerte.

Cordero al Palo

Por Juan Pablo Valdivia

1 un cordero entero de 13 Kg, 2 lt cerveza rubia, 500 gr. harina tostada, sal gruesa, leña.

Antes de preparar el cordero, necesitamos 25 kg de leña, para hacer las brasas. 
En un mesón donde quepa el cordero, vamos a pincelar con una brocha la cerveza por todo el cordero.

Agregamos sal por todo el cordero, la cerveza ayuda a que la sal quede más pegada a la carne. 
Con la ayuda de un colador ir cerniendo harina tostada por todo el cordero, presionar con las manos para que se incorpore, esto generara una costra que al minuto de la cocción dará crocancia e impedirá que se pierdan los jugos. 
Ensartar el cordero en el atril con su cuello hacia arriba y amarrar c/u de sus patas con alambre para que no se suelte y caiga.

A un costado de las brasas poner el atril con el cordero, este es un proceso que se demora hasta 6 horas (el tiempo depende de la cantidad de fuego y el porte del cordero).

Cada 1 hora vamos a girar la cara del cordero y la que se va cocinando la mojaremos con el resto de la cerveza. 
Pasado el tiempo, vamos a trozar el cordero, podemos partir por las paletas y las costillas, para seguir con las piernas.

Si tienen una parrilla la pueden poner sobre las brasas restantes e ir dejando ahí los cortes en una budinera para que no se enfrié.

Pierna Mechada

  • 1 pierna de cordero
  • aceite 
  • 1 cda de mostaza
  • 2 cdas de orégano
  • 2 hojas de laurel.
Adobo
  • 2 cdas de cebolla picada
  • 3 dientes de ajo molidos
  • 2 cdas de callampas hidratadas y picadas
  • perejil 
  • ½ taza de vinagre
  • sal
  • pimienta.

1. Mezclar los ingredientes del adobo.
2. Hacer pequeños cortes en la pierna del animal y adobar.
3. Cubrir el cordero con el resto del adobo. Envolver en plástico y macerar por 5 horas.
4. Calentar el horno a 200°C.
5. Salpimentar la pierna, pincelar con aceite y mostaza, salpicar orégano, coronar con 2 hojas de laurel.
6. Hornear colocando debajo una bandeja, para recibir el jugo que escurrirá, por 45 minutos, hasta que la carne esté tierna.
7. Apagar el fuego y servir.

Santería al Plato

Por Pilar Morlans

  • Chuletillas de cordero
  • 200 gr. de yuca congelada
  • Choclo dulce cocido
  • Salsa huancaína
  • Sal
  • Pimienta

Huancaína

  • aceite
  • ½ cebolla roja en cubos
  • 3 ajíes amarillos
  • 1 rebanada de pan de molde
  • ¼ de taza leche evaporada
  • 250 gr. de queso fresco

Saltear las cebollas y el ají por 2 minutos.

Agregar pan y leche, mezclar bien. Licuar el queso fresco hasta obtener una salsa.

Sellar las chuletas a fuego alto y salpimentar. Estarán listas cuando estén doradas por fuera y rosadas en el centro.

Freír la yuca. Tienen que quedar crujientes y cremosas por dentro.

Montar el plato y decorar con el choclo dulce.

Cordero al Tinto

10 chuletas de cordero, pimienta, aceite, 1 taza de vino syrah, 1 cda de salsa de soya, 1 cda de romero, 1 diente de ajo, 1 taza de harina.

1. Espolvorear pimienta sobre las chuletas y pasarlas por harina, botando lo que sobra.

2. Saltear a fuego fuerte las chuletas por 2 minutos volteándolas una vez.

3. Retirar y poner  el vino, el romero, ajo y soya. Llevar a ebullición, bajar el fuego y cocer a fuego lento por 3 minutos, hasta que el líquido se reduzca a la mitad.

4. Cocinar  las chuletas con todo su jugo, 1 minuto, hasta que estén bien cocidas. Servir caliente junto con su salsa. Acompañar con puré.

Bocados Queso – Cordero

Por Juan Pablo Valdivia

Emol

6 papas, 200 cc. de crema, 150 cc. de leche, 100 gr. de mantequilla, 250 gr. de mantecoso, 200 gr. de harina, 2 huevos, 100 gr. pan rallado, aceite, sal, pimienta, nuez moscada.

Cocer las papas. Pasarlas por el prensa papas 3 veces.

A fuego medio, poner ¾ de la crema, leche, mantequilla, nuez moscada y pimienta. Agregar esta mezcla a las papas.

En un mesón, poner una capa de harina para que no se pegue esta mezcla y trabajarla hasta que quede suave y sin grumos.

Moler el queso, agregar el ¼ de la crema restante y la pimienta hasta que quede con consistencia de una pasta.

Luego hacer bolitas, cubrirlas con la mezcla de la papa trabajada con harina.

Para “proteger” las papas de la fritura hacer un apanado con huevo y pan rallado.

Freír a 200ºC, hasta que queden doraditas.

1 cordero, 400 gr. de harina tostada, 300 gr de sal gruesa.

Abrir el cordero, humedecer con agua, agregar sal y harina tostada, sellar la carne.

Cocinar hidratando con cerveza. Cubrir completamente.

CHULETAS

Polenta

2 tazas de polenta, ½ litro de caldo de verduras, 100 gr. de queso crema, 2 hojas de laurel, 1 cdita de orégano, 3 cdas de parmesano.

Relleno

2 tazas de mozzarella rallado, 8 tomates en gajos, 1 cdita de orégano, 3 cdas de parmesano, mantequilla, 1 taza de albahaca.

Champiñones

1 bandeja de portobellos, 1 bandeja de champiñones, 2 dientes de ajo, 1 rama de romero, aceite de oliva, ciboulette, sal, pimienta, 3 cdas de vinagre.

Salsa

1 cebolla en cuadritos, 1 zanahoria picada, 3 tazas de merlot, 2 tazas de caldo, ½ taza de oporto, 1 hoja de laurel, sal, pimienta, ½ taza de callampas remojadas, 1 bandeja de champiñones portobellos, maicena.

Cordero

24 costillitas de cordero corte francés, sal, pimienta, 180 gr. de pan rallado, 90 gr. de mantequilla, perejil, ajo machacado, 4 cdas de mostaza Dijon, 1 taza de callampas remojadas, 1 taza de pistachos  en cuadritos.

Salsa

Freír la cebolla y zanahorias. Agregar el merlot y oporto, reducir 5 minutos. Añadir caldo y laurel, reducir 40 minutos.

Verter crema, reducir 5 minutos. Ligar con maicena, incorporar las callampas y los portobelllos confitados, en láminas.

Polenta

Hacer hervir el caldo, unir batiendo la polenta como lluvia, el laurel y el orégano.

Cocinar hasta que espese y apagar. Incorporar el queso crema y el parmesano, estirar en una plancha aceitada. Enfriar y cortar con un molde.

Rellenar con mozzarella, orégano, tomates y albahaca, tapar con otro disco de polenta.

Repetir y cubrir con un tercer disco.

Espolvorear parmesano, mantequilla y grillar al horno.

Champiñones

Pochar los champiñones enteros en agua con aceite, vinagre, romero y ajo por 25 minutos a fuego lento, hasta que estén tiernos.

Retirar y sazonar con ciboulette, sal, pimienta y aceite de oliva. Enfriar y cortar en tajadas a lo largo. Entibiar antes de servir.

Cordero

Retirar el exceso de grasa. Salpimentar.

Dorar el carré entero con aceite de oliva. Llevar al horno fuerte 25 minutos, hasta que estén dorados y rosados al interior.

Reposar por 5 minutos fuera del horno y cortar.

Cordero al Coñac

  • 1 paletilla de cordero
  • coñac
  • 2 cebollas
  • 2 tomates
  • 2 papas
  • 3 cdas de salsa de soja
  • ½ cdita de albahaca
  • ½  cdita hierbas provenzales
  • ½ cdita romero
  • perejil

Mezclar las hierbas.

Calentar el horno a 200ºC.

Untar una bandeja con aceite, colocar la carne y las verduras, regar con un chorro del aceite, un chorro generoso de coñac y espolvorear las verduras con las hierbas.

Añadir la salsa de soja, 3 cdas de agua, tapar con papel aluminio, hornear durante 30 min, mojando de vez en cuando más coñac.

Quitar el papel, seguir horneando hasta que la carne este dorada y tierna, con las papas hechas (ir regando todo el tiempo con coñac).

Servir acompañado con ensalada de rúcula, berros, granadas aliñada con aceite y vinagre de Modena.