Cebollísimo


Sopa de Cebolla

Francesa

El secreto de la sopa de cebolla es hacerla con paciencia y calma, para que los sabores se vayan integrando y quede bien sazonada, y otro tip importante es que utilicen cebolla amarilla,  es más dulce y queda mucho más sabrosa.

  • 4 cebollas amarillas en julianas
  • ½ taza de mantequilla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 2 ramitas de tomillo
  • Sal gruesa y pimienta
  • 1 taza de vino tinto,
  • 3 cdas de harina
  • 4 tazas de caldo de res
  • 1 barra de pan en rodajas
  • 150 gr. Gruyere rallado
Receta Sopa de Cebolla Francesa

Derretir la mantequilla a fuego medio. Añadir la cebolla, ajo, hojas de laurel, tomillo, sal y pimienta

Cocinar hasta que la cebolla esté caramelizada, por 25 minutos. Añadir vino, llevar a ebullición, bajar el fuego y cocinar a fuego lento hasta que el vino se haya evaporado y las cebollas estén más secas, por 5 minutos.

Desechar las hojas de laurel y las ramitas de tomillo. Mezclar la cebolla con la harina y revolverla muy bien. Bajar el fuego a medio-bajo y cocinar por 10 minutos para que la harina no quede cruda.

Agregar el caldo, llevar la sopa a fuego lento y cocinar durante 10 minutos. Sazonar con sal y pimienta.

Poner las rebanadas de pan en una bandeja para hornear en una sola capa. Espolvorear las rodajas con Gruyere y asar hasta que haga burbujas y tomen un tono marrón, dorado por 5 minutos.

Servir la sopa en tazones y varios de los crutones Gruyere en la parte superior.

Otra alternativa

Servir la sopa en tazones, poner dos rebanadas de pan y encima el queso, se ponen los tazones al horno para que se dore el pan y el queso se derrita y se dore.

Onion Soup

  • 3 tazas de cebollas en rodajas
  • 4 cdas de mantequilla
  • aceite 
  • 1¼ taza de vino blanco
  • 1½ tazas de agua
  • 4 cdas de harina
  • 4 tazas de caldo oscuro de res
  • 12 cdas de gruyere rallado grueso
  • Sal, Pimienta
  • Bouquet Garni
  • 6 tajadas de baguette

Freír la cebolla con mantequilla y aceite, hasta que estén ligeramente doradas y tiernas.

Agregar la harina y cocinar moviendo por 2 minutos.

Añadir el vino y el caldo, mover.

Ahora el agua y el bouquet garni.

Sazonar con sal y pimienta, hervir. Tapar la olla, bajar el fuego y cocinar a fuego lento 30 minutos.

Agregar la mitad de queso, mover y rectificar la sazón.

Hornear a 200°C. el pan  y tostarlo ligeramente.

Servir la sopa en tazones. Colocar una tostada en cada tazón y cubrir con el resto de queso. Llevar la sopa a gratinar al horno.

Una vez que el queso comience a derretirse, retirar y servir.

CEBOLLÓN PARMESANO 

  • 2 cebollas
Masa d’o

Hojaldre

  • 50 gr. Harina
  • 50 gr. Mantequilla
  • Sal
  • 10 ml. agua
Azúcar cristalizada
  • 85 gr. Mantequilla
  • 125 gr. Azúcar refinado
Crema Parmesana
  • 50 ml. Nata
  • 10 ml. Agua
  • 30 gr. Azúcar refinado
  • 20 gr. parmesano
  • sal
  • Guindilla en polvo
Crema Hot
  • 50 ml. Leche
  • 20 gr. Parmesano rallado
Presentación
  • Sal maldon

Cebollas

Pelar las cebollas y cortarlas por la mitad.

Cocerlas al vapor durante 20 min. 

Masa D’O (hojaldre)
Mezclar todos los ingredientes.

Con un rodillo estirar la masa 6 veces con intervalo de 30 min.

Extender la masa hasta que tenga un espesor de 2 mm. y cortarla en cuadrados de 8 cm. de lado.  
Azúcar Cristalizada
Fundir la mantequilla con el azúcar; cocer durante 5 min., retirar del fuego y dejar reposar 10 min.

Retirar el suero de la mantequilla que haya quedado en la superficie, dejar enfriar y utilizar el azúcar cristalizado. 
Crema fría 
Hacer un caramelo con agua y azúcar. Añadir la nata, la sal y la guindilla, calentar la mezcla hasta que alcance 55ºC.

Incorporar lentamente el parmesano y remover hasta que se deshaga. Colar y refrigerar
Crema caliente 
Hervir la leche con sal, retirar del fuego cuando levante el hervor.

Añadir lentamente el parmesano, remover hasta que se deshaga. Colar la salsa resultante y mantenerla caliente.

Poner 10 gr. de azúcar cristalizado en c/u de los moldes, colocar la cebolla encima y cubrir con la masa D’O.

Hornear a 180ºC durante 20 min. Tapar el plato con 1 cda de crema caliente de parmesano, desmoldar la cebolla encima de ésta, terminar con crema fría de parmesano y sal.

CEBOLLA BEER

400

  • 1 cebolla en pluma
  • Aceite de oliva
  • sal
  • ½ taza de cerveza negra
  • 1 cda de azúcar

1. Saltear la cebolla con aceite de oliva y sal

2. Una vez dorada agregar la cerveza y reducir hasta que casi no quede líquido. Agregar el azúcar y revolver hasta que se disuelva.

RISOTTO 3 CEBOLLAS

Recetas María José Palma

400

  • 2 tazas de arroz arbóreo
  • 1 cebolla morada
  • 2 cebollines
  • ciboulette
  • parmesano
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 litro de caldo de verduras
  • aceite de oliva

1. Cortar la cebolla morada en cubos

2. Cortar el cebollín en rodajas y lo mismo con el ciboulette

3. Rallar el parmesano

4. Saltear la cebolla con el cebollín, cuando empiece a dorar agregar el arroz

5. Saltear 2 minutos y añadir la taza de vino blanco. Cuando se haya evaporado el alcohol agregar, poco a poco,  caldo caliente

6. Cocinar durante 20 minutos, siempre revolviendo

7. Apagar el fuego, incorporar queso parmesano, salpimentar

8. Decorar con ciboulette.

Caldo de Cebollas

  • 2 cebollas en pluma
  • 90 gr mantequilla
  • 1 lt agua fría
  • pimienta
  • 1 pizca nuez moscada
  • 2 calugas caldo de ave
  • 1 cda harina
  • 100 gr. gruyére
  • crustones 

Derretir la mantequilla. Agregar las cebollas en pluma. Cocer a fuego suave hasta que estén transparentes.
Añadir harina y revolver bien.

Sumar a la mezcla con agua fría, los caldos de ave, pimienta y nuez moscada.
Dejar cocinar a fuego suave 30 min, revolviendo de vez en cuando.
Repartir la sopa en los pocillos, agregar queso rallado y ponerla al horno con el grill al máximo.
Sacarla cuando esté gratinada y servir decorada con los crustones.

Escabeche

12512786_10154145091997318_603365093616881985_n

Autor: Francisca Guerra

  • 1 kilo de cebollitas perla
  • Vinagre de vino tinto
  • 2 dientes de ajo
  • Hojas de laurel
  • 1 cda de granos de pimienta
  • Sal
  1. Pela y lava las cebollitas
  2. Haz un corte en la parte superior formando cruz pero sin llegar hasta el fondo.
  3. Colócalas en un frasco de boca ancha intercalando con el ajo, las hojitas de laurel, la pimienta y sal.
  4. Termina agregando el vinagre hasta que cubra bien las cebollitas y cierra el frasco.
  5. Déjalas reposar durante 1 semana al menos o hasta que hayan absorbido bien el vinagre.
  6. Consérvalas en un lugar seco y oscuro. Puedes dejarlas en el refrigerador y duran un par de meses.
  7. Cuando estén listas sírvelas rociando un chorrito de aceite de oliva y listo!

SOPA ONION – APPLE

Recetas María José Palma400

  • 3 cebollas
  • 4 manzanas fuji
  • 1 taza de crema
  • 2 cdas de azúcar
  • 1 cda de mantequilla
  • aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Avellanas
  • Agua fría

1. Pelar las cebollas y las manzanas, cortarlas en cuartos

2. Incorporar el aceite y la mantequilla en una olla, cuando estén calientes agregar las manzanas y las cebollas

3. Cuando la cebolla comience a dorarse, tapar la olla con agua fría y agregar el azúcar

4. Cuando la cebolla esté blanda, cortar la cocción, esperar hasta que baje un poco la temperatura y procesar

5. Añadir la crema, salpimentar y servir con avellanas como decoración.

ParrilladaCONFIT D’ONIONS

3 cebollas en pluma; aceite de oliva; 2 cdas de azúcar; 1 cda de mermelada de berries; ⅓ taza de vinagre de vino tinto; 3 tazas de vino tinto; sal y pimienta.

1. Aceite a fuego alto para caramelizar, agregar las cebollas, revolviendo ocasionalmente. Agregar azúcar y seguir revolviendo. Desglasar con el vinagre y reducir “au sec”.
2. Añadir el vino tinto, bajar el fuego y dejar cocinar hasta que casi todo el líquido se haya absorbido y las cebollas estén completamente cocidas, 1 hora.
3. Condimentar con sal y pimienta, agregar la mermelada de berries y dejar enfriar. Servir a T. ambiente.
4. Si se quiere servir caliente, agregar 1 cucharada de mantequilla para darle brillo.

    • Küchen de Cebolla
    • Masa
    • 2 cdas  de levadura
    • 2 tazas de harina
    • sal
    • ¾ taza de leche tibia
    • ⅛ de mantequilla
    • 2 huevos  batidos.
    • Relleno
    • 5 tajadas de tocino
    • 2 platos soperos de cebolla pluma.
    • Salsa
    • 1 litro de leche
    • 2 cdas de maicena
    • 1 cda de harina
    • 1 litro de crema
    • 2 huevos
    • 1 chalota

1. Masa

Hacer un hoyo en medio de la harina con sal. Agregar levadura. Añadir la leche de a poco con la mantequilla incorporada y los huevos.

Amasar y leudar hasta que doble su volumen. Poner la masa en un molde y precocer hasta que dore, 20 minutos a horno medio.

2. Relleno

Picar el tocino, freírlo y agregar la cebolla. Freír hasta que la cebolla esté cristalina.

3. Salsa

Hervir la leche, agregar una mezcla de 2 cdas de maicena con 1 de harina. Añadir crema y huevos. Revolver y agregar la chalota.

4. Sacar la masa del horno, rellenar y poner la salsa.

5. Volver a meter al horno 10 minuto, hasta que se dore.

CEBOLLAS GRUYÉRE

Recetas María José Palma400

  • 8 cebollas medianas
  • 2 tazas de crema
  • ¾ taza de gruyere
  • 3 cdas de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta

1. Pelar las cebollas

2. Cocinar las cebollas en una olla llena de agua caliente hasta que estén blandas

3. Retirar de la olla, colar y descartar el agua de cocción

4. Disponer la mantequilla en una budinera para el horno y sobre ella poner las cebollas, verter sobre ellas la crema y el queso gruyere. Salpimentar

5. Hornear, a 120°C, durante 30 minutos.

Anuncios

LA PAELLA DE PARRETA ®


Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio, sin autorización escrita del autor Juan B. Viñals Cebriá.

Inscrito en el Registro de la Propiedad Intelectual, V.- 23-07-2007.

La trascendencia de esta receta, viene del plato germinado en la señorial cocina de la alquería de la Parreta, en donde antaño existía una rigurosa “recepta” (receta) oral, la cual, me la explicó personalmente mi tía Maria, la hermana de mi madre, que en la década de los años sesenta se encargaba de tan notorios fogones.

Por aquellos mismos tiempos ella misma me reveló las materias primas y el adecuado procedimiento que correspondía emplear para la elaboración de la reina y señora de la gastronomía de lo que ahora se conoce como la Comunidad Valenciana.
Fruto de aquella confidencia familiar, actualmente nos encontramos ante la génesis de la genuina “recepta”, que podemos transmitir escrita exponiendo didácticamente los tres elementos invariables que son exclusivos para las paellas condimentadas con el Fundamento de la Parreta, o autentica Paella Valenciana.

Mi abuelo paterno D. Vicente Cebriá Ballester era pariente próximo de los dueños de aquella alqueria del camino de Burjasot tan loada por Vicente Blasco Ibáñez, el novelista valenciano más universal, quien escribió:
“(…) cerca de las doce llegaron a la alquería del camino de Burjasot, donde la paella burbujeaba ya sobre los sarmientos, faltando sólo que le echasen el arroz”.
Tan acreditada alquería del camino de Burjasot, mantuvo desde siempre el prestigiado nombre de “La Parreta”.

La hermana de mi madre, fue quien se hizo cargo de sus fogones, manteniendo impoluta la tradición de cocinar la típica paella valenciana, con la autentica receta de “La Parreta”, que anteriormente le habia facilitado de propia voz la tía Lola, otra familiar nuestra y descendiente directa de los fundadores de tan dignificada alquería.
Hechas estas importantes revelaciones preliminares es necesario situar la cuestión en el estudio de la cocina y sus recetas, porque a nadie se le escapa que la comunicación en la cocina es algo relativamente moderno.

***
Antaño la paella “sense mànec”, era considerada por los huertanos, como “menjar de senyorets” (comida de señores, o comida para la aristocracia), por lo tanto su condimentación la debemos de rodear de la liturgia, y boato cual corresponde a su linaje. Y en cuanto a su elaboración se recomiendan tres componentes inalterables y exclusivos para que desde un principio acompañen el ritual del Fundamento de la Paella de la Parreta, o Paella Valenciana.

1.- EL ARROZ.

Son preferibles los arroces de Denominación de Origen Valencia, variedades Senia, Bahia, o Bomba (grano medio o corto). No utilicen arroces de grano largo, porque absorben menos caldo y no resultan tan gustosos.

No hay ocultación ninguna en estos granos, sino es el de consumar con sumisa pero trascendentalísima función: ATESORAR EL SABOR de todas las materias primas que le cortejan en el recipiente.

El arroz liga y conecta en su insustituible función de fundir sabores, aromas y texturas para ofrecernos un interminable repertorio culinario, del que destaca indiscutiblemente la Paella de la Parreta o Paella Valenciana.

2.- EL FUEGO.

Queremos recordar que antaño dentro de la liturgia que rodeaba la elaboración de nuestro plato, para el fuego era preferida la leña, y a ser posible ramas secas de “llimera”, o naranjo, se decía que, “por su combustión acelerada y su característico aroma, que contribuían al mejor sabor final”.
El fuego debe de cubrir toda la base posterior de la paella, y retirarlo del centro cuando ya se haya absorbido el caldo.
En la actualidad se puede utilizar un utensilio especial formado por varios aros concéntricos perforados para permitir la salida del gas y formar llamas pequeñas que calienten por igual la paella en toda su superficie posterior. El fuego es imprescindible tenerlo controlado y a nuestras órdenes en todo momento.

3.- EL RECIPIENTE.

El que siempre se debe emplear para condimentar tan excelso condimento es la paella. En la Comunidad Valenciana, se le llama “paella sense mànec” (paella sin mango), o sencillamente paella; recipiente de hierro de escasa altura de forma cóncava que desde el siglo XVII se utiliza para cocinar el plato más exquisito de la cocina mediterránea.

La presente prédica se compromete por lo tanto a perseverar en la elaboración de la paella con los textos del Fundamento, intentando erradicar la comida poco saludable del hábito alimenticio y condimentar los alimentos basados con la sana dieta valenciana o mediterránea.

Por lo tanto se depurará toda existencia de grasa, en las carnes de pollo y conejo, que se incluirán en nuestra paella.

PAELLA DE LA PARRETA

o

PAELLA VALENCIANA

EXTRICTOS INGREDIENTES

Para 4 personas

  • 300 gr. Arroz Bomba, Senia, o Bahia.
  • 600 gr. de Pollo
  • 500 gr. de Conejo
  • 250 gr. de Bajoca (judía verde ancha)
  • 200 gr. de Garrofó (judía blanca ancha)
  • 100 gr. de Tavella (judía blanca)
  • 100 gr. de Tomate natural
  • 100CC. de Aceite de oliva virgen
  • Azafrán hebras
  • Sal
  • Pimentón colorado dulce
  • Agua.
  • Infusión de Romero.

No coloquen tal cual la rama de romero en la paella, hace vulgar y sus briznas desagradan al buen gourmet.

Por la nobleza de este delicioso y equilibrado alimento, su perfecta elaboración sólo admite los adjetivos de arte o maestría.

Cuando se pide que se nombre al plato más internacional de la gastronomía española, la mayoría con distancia le otorga el primer puesto, tanto por notoriedad y como por sabor, a la deliciosa paella de la Parreta o Valenciana.

RECOMENDACIONES

El arroz, una vez repartido por la paella, debe removerse lo menos posible. De lo contrario, irá soltando su almidón y al final, el grano no quedará suelto.
Si el arroz parece ya cocido pero todavía queda mucho caldo, remontar el fuego al máximo para que el caldo se evaporice lo antes posible.
Por el contrario si el arroz sigue duro y queda poco caldo, descender el fuego para que se consuma a fuego lento y cuando el caldo se haya evaporado, si el arroz continua duro, quitar del fuego la paella y taparla con material no transpirable o un paño humedecido y dejarlo así reposar unos minutos.
Agua para el caldo. Científicamente en todas nuestras prácticas ha queda demostrado que toda agua potable es buena para condimentar la paella. Además debido a la forma cóncava que tiene el recipiente, le permite esta circunstancia la correcta evaporación del caldo.

La Paella de la Parreta o Paella valenciana no es un amasijo de demenciales ingredientes propios de cocineros inexpertos.

Se piensa equivocadamente que la paella tiene como ingrediente principal el arroz y que, a partir de ahí, vale cuanto más mejor. Nada más lejos de la realidad.

Es cierto que sin el arroz, hablar de paella resulta cuanto menos que aberrante, pero lo inadmisible a la hora de condimentarla no es sinónimo de que todo vale. La razón es sencilla en gastronomía.

La mezcla de heterogéneas carnes, aves, pescados o verduras puede darle a nuestro estómago una sensación poco grata.
Al respecto, es necesario recordar las contundentes palabras de los reconocidos y admirados autores de “100 paellas y una fideuá, Ignacio Méndez-Trelles y Ernesto Cantón, los cuales, califican la paella mixta, donde el pollo convive con las gambas, “de auténtica herejía culinaria”.
Para rubricar todo lo dicho anteriormente, es muy conveniente conocer la respuesta que dio Abraham García, cuando la periodista del Mundo, le hizo la siguiente pregunta.-
¿es una buena paella un plato sublime?
“No sé donde me preguntaron recientemente qué es lo más raro que había comido en mi vida. Una paella en su punto, contesté sin dudarlo. El problema -puede que para justificar el precio- es que la paella la inundan de ingredientes cuando en ese plato lo mejor y abundante debe ser el arroz. Recientemente en la playa me sirvieron una paella que incluía una fauna que ni Cousteau habría podido enumerar.

El camarero que, a juzgar por su léxico, acababa de abandonar la construcción y viéndonos atrincherado tras una barricada de carcasas, que impedía el diálogo bis a bis, apoyó una mano compasiva en mi suegra para mascullar: señora, le arrimo un plato que amontone los escombros. Cuando se retiró con su festín de muerte, exclamé: éste acaba de venir de la obra. A mí no me ha parecido del Opus, dijo ella distraída”.
http://www.el mundo. es
21 -septiembre 2004.

Con el rigor histórico que merece tan preciado manjar, la paella valenciana nació en principio, para solemnizar los grandes acontecimientos de índole familiar de los señores de la huerta; después de la mano de la burguesía capitalina, se integró en los círculos artísticos y culturales de Alicante, Castellón y Valencia.

Nota

La Parreta fue galardonada con el titulo y la medalla otorgada por el Centenario (1896-1996) de la Cámara de Comercio de Valencia.
Recuerdos para la nostalgia. Una de las ancestrales costumbres caídas en desuso, era el rito de comer el arroz de la paella con “cullera de fusta” (cuchara de madera).

Ítem.-

Ferrán Adriá, el cocinero más reputado y prestigioso del mundo, de él que sólo pronunciar su nombre, se asocia a la gran creación de concepciones culinarias en su célebre restaurante El Bulli (Gerona), dijo esto tan extraordinariamente significativo: “La gastronomía valenciana, es una de las grandes de Europa porque tiene una fantástica cocina tradicional y unos productos fantásticos(…)”.

Continuó diciendo.- “El producto más global es el arroz, es el que come más gente todos los días en el mundo”. Y Ferrán Adrià finalizó su apasionada loa al arroz y no era por quedar bien, lo ha dicho en muchos otros sitios y lugares, que el arroz es para él “algo mágico”.

Miércoles 18 de abril 2007

Señores, tienen mi autorización, para que puedan mostrar, comentar, etc, estos fragmentos.


Atentamente.
Juan B. Viñals Cebriá.

Fragmentos de la originaria receta de la paella que se condimentaba en la loada alqueria de la Parreta.

Libro de investigación gastronómica titulado.

Paellera” es la mujer encargada de cocinar la paella, y no el recipiente donde se cocina.

 

  • A la paella de la Parreta, o paella valenciana, a la hora de empezar a comer se le pude añadir unas gotas de espíritu de limón. Con el rigor histórico que merece tan preciado manjar, la paella valenciana nació en principio, para solemnizar los grandes acontecimientos de índole familiar de los señores de la huerta, después de la mano de la burguesía capitalina, se integró en los círculos artísticos y culturales de Alicante, Castellón y Valencia. Fdo.- Juan B. Viñals Cebriá.

 

  • La paella casi siempre es cocinada los domingos porque es un día muy importante y es el comienzo de la semana.
  • Hay una variedad de teorías de donde la palabra “paella” se originó. La primera teoría es que paella es de Latín. En Latín, la palabra “patella” es la misma que la palabra “pan” en inglés y algunas personas creen que paella es derivada de “patella.” También, otras personas créen que paella viene de la palabra árabe “baqiyah.” “Baqiyah” es una palabra que significa la comida que es dejado después de la clomida completa. En inglés, la palabra traduce a “leftovers.” Fue llamado esta palabra porque muchas personas utilizarían comida dejó sobre de la semana pasada.

 

  • Es posible que paella es una palabra árabe porque arroz fue traído a España por los Páramos en el siglo ocho. Los Páramos son las personas del norte África y al-Andalus. La última teoría es una idea romántica. Es un cuento de un hombre que preparó paella para su novia para ganar su cariño. En español, paella es creída venir de la frase “por ella.” [3] Aunque esto sea un mito, hay alguna verdad en esta teoría. En España, cocina es generalmente un trabajo de mujer. Sin embargo, la paella es un trabajo del hombre.

Empanadas del Mundo


Empanadas Árabes

Su característica es la forma triangular. También el toque de acidez que les da el limón, típico de los platillos de Egipto.

  • ¼ kg. de carne picada
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • Jugo de ½ limón
  • Gajos de limón
  • Tapas de empanada
  • Sal

Colocar la carne en un recipiente y añadir la cebolla, el tomate en cubos y el jugo de limón.

Salar la mezcla, dejar reposar 40 minutos para que el limón y la sal cocinen la carne. Una vez tomado un color más apagado, armar las empanadas.

Llevar a horno calentado en una asadera enmantecada y  a T, máxima durante 10 minutos.

Servir acompañadas de gajos de limón.

Empanadas del Medio Oriente

Ya se conocía un plato cercano a la empanada en la antigua Persia siglos A.C.

Grecia era conocida por sus masas de cereales que exportaría a todo el mundo occidental.

La pasta griega philo para ser rellenada es la masa más delicada, suave, crujiente, fina, elegante, versátil, que se haya creado en la cocina.

Las empanadas llevaban nombres sonoros, fatay o esfiha, con carne de cordero y trigo burgol, otras variedades dulces y saladas se perdieron.

Las empanadas llegaron a España en las alforjas de los moros.

Las preparaban con carne de cordero y trigo. Estos “pasteles” similares a las empanadas que conocemos, se llamaban “esfiha” y “fatay”.

¿De dónde proviene el nombre empanada?.

El nombre empanada viene del verbo “empanar” español que significa relleno o aderezo de pan. Es netamente español bajo la influencia árabe.

Tradicionalmente se hicieron a partir de una masa de pan pero, cada vez más, se utiliza la masa laminada.

La empanada es un pequeño maletero relleno de carne, pescado, huevo, papa y otros ingredientes de acuerdo a las costumbres de cada región.

En la versión catalán, el relleno se compone de una mezcla de cebollas, pimientos y ajo picado, frito, con un poco de puré de tomate y atún o carne molida

Esfiha

  • 500 gr. picada de ternera
  • 400 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura
  • 1 vaso de leche
  • 2 cebollas
  • 1 huevo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • Jugo de limón
  • Nata líquida
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite
1. Colocar la harina mezclada con sal en un bowl. Hacer un hueco en el centro, colocar la levadura y amasar.

2. Trabajar la masa durante 15 minutos hasta que quede suave y flexible. Dejar reposar la masa cubriéndola con un paño.

3. Cuando la masa haya levado lo suficiente, volver a trabajarla durante unos minutos y cortarla en pequeños bollos. Dejar reposar durante 20 minutos.

4. Aplastar cada bollo con la mano y alisarlo con un rodillo.

5. Picar la cebolla, los pimientos y los tomates, añadirlos a un recipiente junto con la carne picada.

6. Cuando la carne empiece a tomar un tono más claro, salpimentar y mezclar.

7. Agregar un chorrito de aceite de oliva, cubrir el recipiente con papel de cocina y dejar reposar en la nevera durante 1 hora.

8. Colocar 2 cdas en el centro de cada bollo y cerrarlo en forma de triángulo.

9. Colocar  todas las esfihas, en la bandeja y hornear a 200ºC hasta que queden bien doraditas.

Calzone

Por José Antonio Menares.
Carla Dannemann, El Mercurio.
Masa
  • Harina, 1 taza
  • Leche, ½ taza
  • Mantequilla, 1 cdita
  • Sal
  • Levadura, 1 cdita
  • Azúcar, 1 cdita 
Relleno
  • ¾ taza de ricota
  • salame italiano, 7 láminas
  • Queso provolone, 2 cditas
  • sal y pimienta.

Para hacer la masa se mezclan todos los ingredientes, se forman ovillos de 240 gr. los que se amasan, se dejan reposar, 6 horas a 10°C.
Estirar la masa formando un círculo.
Agregar ricotta, salame picado, provolone rallado, sal y pimienta.
Cerrar la masa en forma de media luna y hornear a alta temperatura, hasta que quede crocante y dorada.

Empanadas Gallegas

Masa
  • 500 gr. de harina.
  • 2 decilitros de agua tibia.
  • 12 cdas de aceite del sofrito.
  • 30 gr. de levadura
  • sal.
  • 1 cdita de pimentón dulce.

Se mezcla poco a poco la harina, con todos los ingredientes y la levadura desmenuzada.

Se amasa esta mezcla, hasta quedar suave, elástica y no pegajosa. Durante el amasado, se añaden 4 cdas de aceite del sofrito que ayudará a que la masa ligue mejor.

Se hace una bola con la masa, se tapa, se deja reposar 1 hora.

Para saber si la masa está bien y ha ligado, formar una bolita y estirarla circularmente. Si está casi transparente, es que la masa está en su punto, pero si se rompe con facilidad conviene seguir amasando.

Sofrito
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate 
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Pimentón dulce.
  • aceite de oliva

Se pican las hortalizas y sofríen con aceite a fuego suave, a excepción del tomate.

Se prepara y sazona el ingrediente principal de la empanada (carne, pescado, marisco)

Cuando el guiso esté a medio hacer, se salpimienta, se añade el tomate picado, se deja hasta que todo esté pochado.

Se añade una pizca de pimentón y el ingrediente principal de la empanada.

El conjunto se rehoga para después dejarlo enfriar y utilizarlo en la empanada.

Se estira la mitad de la masa y se coloca como base en una placa rociada con agua. El sofrito se extiende sobre esta masa, se tapa con la otra mitad y se cierran los bordes.

La parte superior de la empanada se pinta con huevo batido y se hornea a 200ºC, hasta que se dore.

Empanada de Jamaica

 Por Michael Furmanski

 – 2 tazas de harina

– 1½ cditas de curry 
– sal
– ¼ taza de mantequilla
– ¼ taza de manteca
– ½ taza de agua
– 2 cdas de mantequilla
– ½ kilo de carne molida
– 1 cebolla
– 1 cdita de curry 
– 1 cdita de tomillo 
– sal
– pimienta
– ½ taza de caldo de carne
– ½ taza de migas de pan
– 1 huevo batido
1. Caliente el horno a 200°C. Combine la harina, el curry en polvo y sal. Mezcle mantequilla y manteca hasta que se asemeje a migajas gruesas. Incorpore el agua hasta que la mezcla forme una bola.

Formar la masa y cortar en 10 secciones iguales. Con cada sección haga un círculo de 6 pulgadas.

2. Derrita la mantequilla a fuego medio. Saltee la cebolla hasta que esté suave y translúcida. Agregue la carne molida. Sazonar con curry, tomillo, sal y pimienta.

Cocine hasta que la carne esté marrón, revolviendo constantemente.

Añada caldo de res y pan rallado. Cocine a fuego lento hasta que se absorba el líquido.

3. Vierta la misma cantidad de relleno en cada círculo. Pliegue y presione los bordes juntos, haciendo un semicírculo. Presione los bordes y cepille la parte superior de cada hamburguesa con huevo batido.
4. Hornear durante 30 minutos, hasta que estén doradas.

Gyoza

Originarias de China, y adoptadas por los japoneses, las gyozas son el aperitivo diario en el sol naciente.

El relleno es la carne de cerdo picada.

Las gyozas se empiezan dorando en la plancha por un lado y se terminan de hacer al vapor.

Gyozas

  • 1 paquete de masa para gyozas
  • 250 gr. de carne picada de cerdo
  • 2 cdas de aceite de sésamo
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cda de harina
  • 1 cda de agua
  • 2 cdas de cebollino chino picado
  • 4 hojas de col china
  • Salsa de soja
  • Sal y pimienta

Salsa
  • Salsa de soja
  • Aceite de chile

Hervir las hojas de col hasta que cambian de color, 4 minutos, retirar del fuego y colar.

Cuando se enfríen, picarlas y mezclar con la carne picada, aceite de sésamo, ajo, harina, agua, salsa de soja, cebollino, sal y pimienta.

Para montar la gyoza, poner en la palma de la mano una de las obleas de masa, colocar 1 cdita del relleno, pincelar con agua la mitad de la gyoza y cerrar formando los pliegues.

Para cocinar las gyoza, poner 1 cda de aceite a fuego medio.

Poner las gyoza en la sartén, al cabo de 4 minutos, cuando sólo uno de los lados este dorado añadir un chorro de agua a la sartén, de manera que el agua cubra sólo un dedo de las gyozas.

Tapar la sartén por 4 minutos. Es mejor no mover las gyozas, desde el momento en que se ponen en la sartén, se doran por un lado, los demás se hacen al vapor.

Mezclar los ingredientes de la salsa y servir calientes.

Se comen de un solo bocado.

Cornish Pasty

Empanada Inglesa

Un pasty, también conocido como british pasty, es un pastel o empanada de origen británico (del condado de Cornwall al sur de la región).

Desde el 2011 posee Denominación de Origen Protegida. 

Masa
  • 125 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de manteca de cerdo
  • 500 gr. de harina de trigo
  • 6 cdas de agua
  • 1 huevo batido
Relleno
  • 350 gr. de carne de res picada
  • 1 cebolla picada
  • 2 papas en rebanadas 
  • 175 gr. de colinabos en rebanadas 
  • pimienta 
  • sal

Mezcla la mantequilla, la manteca y la harina usando las manos. Añade el agua y sigue mezclando hasta que se incorporen.

Corta en 4 partes y enfría por 20 minutos.

Calienta el horno a 200°C.

Mezcla la carne picada, las cebollas, las papas, colinabos, sal y pimienta.

Aplana con rodillo hasta hacer un círculo.

Coloca un cuarto del relleno en el centro de cada círculo de masa, dejando un margen moderado hacia los bordes.

Cubre con una capa de huevo batido, la superficie de la masa que no esté tocando el relleno y une los extremos doblando el círculo en una forma de “D” sin aplastar.

Pellizca los bordes para sellar y coloca sobre una bandeja con papel encerado.

Hornea durante 10 minutos, baja la T. del horno a 170°C y hornea 45 minutos más.

Empanadas seductoras

Una finura de masa que no renuncia al carácter marcado en sabor y olor a carne, cebolla, comino y orégano sabiamente dosificados.

De sabor será muy gustosa y picantita, sobre todo muy jugosa. La masa delgada, suave, ligeramente quebradiza, sin que se desarme a la primera mordida.

Los pliegues de la masa que clausuran los bordes de la empanada deben ser delgados, exuberantes y quemados, de manera que al comerla no se desechen y por el contrario deben ser el último bocado delicioso de masa dorada humedecida por el caldo coloreado y picante de las cebollas.

La empanada debe servirse reposada, calientita, pero no ardiente, para saborearla sin quemarse el gaznate y poder sostenerla en la mano como antorcha de chilenidad mientras corre el jugo hasta el codo.

Está compuesto de carne y cebollas. Entre los cortes de carne recomiendo el asiento de picana, lomo, choclillo o posta de paleta.

Proceda a picar la carne en cubitos, no molerla porque pierde lo más importante de su atractivo.

Fría la carne en manteca hasta que se cueza muy ligeramente, para que pueda aportar su jugo cuando complete la cocción dentro del horno; alíñela con sal, comino  y salsa de ají.

Corte la cebolla en cuadros, fríala en manteca sólo hasta que se ponga ligeramente transparente, no la recueza, alíñela con sal, ají de color y pimienta antes de retirar del fuego.

Mezcle la carne y cebollas, deje enfriar y ponga en la heladera. Este enfriamiento tiene por objeto que el jugo de la carne y cebollas se mantenga retenido para ser soltado sólo en el interior de la empanada.

Tenga a mano huevos duros en 8 gajos, aceitunas sajadas y pasas remojadas.